• info@artes-marciales.es

Category ArchiveJudo

lesiones frecuentes en el judo

Lesiones frecuentes en el judo – Cosas a tener en cuenta para evitarlas

El judo es una disciplina que aporta muchos beneficios a largo plazo, entre los que están el desarrollo mental y físico. Siendo un deporte sumamente completo es el preferido para todo aquel que quiere aprender un arte marcial y tener disciplina al mismo tiempo. A pesar de esto posee muchas contras, al ser un deporte contacto tiene consecuencias las lesiones.

Las lesiones frecuentes en el judo son de todo tipo, de las cuales es imposible no tener ninguna ya que son muy comunes, entre las cuales están:

  • Los dolores de espalda son de las más comunes, atletas de todas las edades presentan estas afecciones gracias a las caídas, estiramientos, giros y levantamientos. Y puede ser tratado con reposo, masajes de fisioterapia y analgésicos.
  • Los cortes y contusiones se presentan por culpa del roce y los golpes hacia el piso o la otra persona. Solo solicitan un reposo y desinfección.
  • Los daños en los ligamentos son una de las lesiones frecuentes en el judo que requieren mucha más atención. Esguinces y desgarros dificultan a largo plazo la movilidad de las extremidades.
  • Dislocaciones de cadera y extremidades, es cuando los huesos se salen de su posición, y su desplazamiento normal es imposible de realizar. Requieren cirugía, reposo, tratamiento fisioterapéutico y el uso de muletas o un instrumento que regule el rango de movimiento.
  • Lesiones de tobillo, al ser la principal parte del cuerpo en acción está expuesta a los malos movimientos por parte del mismo luchador y generar una torcedura, desgarro y dislocación.

Todas lesiones se pueden evitar es gran medida si se siguen las reglas acerca de la posición de los pies y del cuerpo. El ser un experto en el arte marcial no solo significa saber pelear y ganar, se trata de tener control sobre el cuerpo y los movimientos físicos a través de una armonía mental. Los buenos maestros suelen intentar reforzar esta característica lo más posible, sirviendo a sus alumnos Judocas a largo plazo en cualquier aspecto de su vida. De seguir las reglas y hacer las cosas bien tendremos como resultado el menor daño posible.

Judo como terapia para mejorar el rendimiento escolar

Judo como Terapia para mejorar el rendimiento escolar.

La práctica de deportes a lo largo de la vida escolar ha demostrado tener resultados bastante favorables en muchos aspectos de la vida de los niños. Ya sea de tipo social, físico o mental, los niños durante su infancia  adquieren comportamientos que le seguirán como persona a lo largo de su etapa de juventud y adultez.

Aquellos que practican Judo aplican una serie de técnicas o tácticas para lograr vencer a su oponente. Esta actividad mejoran de forma muy resaltable las habilidades físicas y mentales, haciendo de Judo uno de los deportes más practicados en la actualidad.

¿Desde qué edad pueden practicar el Judo como terapia para mejorar el rendimiento escolar?

Los infantes pueden empezar aprendiendo esta arte marcial como forma de juego, y no necesariamente a nivel competitivo. Por lo general la necesidad de competición viene acompañada del desarrollo físico y las destrezas que este demuestre.

Las edades iniciales siempre se enfocan en aprendizajes básicos del arte marcial, diseñar una buena motricidad ya sea con saltos, desplazamientos en el suelo, y carreras. Los ejercicios están diseñados para fomentar la confianza corporal y mental.

Durante las edades medias escolares (7 y 10 años) los sencillos  ejercicios se empiezan a combinar con las técnicas de Judo. Valores de respeto a los superiores y a los compañeros, aprender a superarse, evolucionar tanto en el arte marcial y en el entorno social en general. El esfuerzo por el trabajo y  el compañerismo se educan paralelamente  a los 10 años, y las técnicas del Judo deben ser perfeccionadas si este lleva desde temprana edad practicando la actividad.

¿Cómo un niño puede aprender del Judo como terapia para mejorar el rendimiento escolar?

Los niños no pueden realizar una actividad en un lugar que no esté completamente acondicionado para tales fines. En el Judo existen ciertas reglas que se deben cumplir con respecto al entorno de entrenamiento, debe ser un lugar abierto y que permita la entrada de ventilación. La sensación de libertad es necesaria, así que no deben existir columnas o cualquier obstáculo que interfiera la libre visión y movimiento de los Judocas.  También es bueno practicar en una superficie plana que no represente peligros mayores a la hora de caer al suelo (por lo general se usan suelos medianamente acolchados o protegidos con un material resistente y ligeramente flexible).

¿Tiene algo que ver la vestimenta en el judo como terapia para mejorar el rendimiento escolar? 

Al portar un uniforme exclusivo para la práctica de Judo, el niño aprende responsabilidad afuera los entornos escolares. La utilidad del Kimono es proporcionar la libertad que requiere el niño para realizar sus movimientos. En el caso de los cinturones esto les enseña a que la constancia es importante, y que los triunfos se logran con dedicación y disciplina (valores que demuestran cada vez más aquellos que son más experimentados en esta arte marcial).

¿Quién va enseñar a mi hijo y ayudarlo a practicar Judo como Terapia para mejorar el rendimiento escolar?

El Judo como terapia para mejorar el rendimiento escolar es aprobado el sistema educativo, en donde el profesor de Judo no solo es experto en artes marciales, sino personas que se dedican a la pedagogía y son profesionales en la educación de niños.

En donde las bases teóricas son tan importantes como las enseñanzas de habilidades y  movimientos físicos. Las propuestas que da el profesor suelen estar supervisadas por autoridades mayores que evalúan y aprueban los programas de trabajo.

La orientación conjunta entre el profesor, los estudiantes con cinturones de altos rangos y bien calificados y el clima de unidad hacen que el Judo sea una perfecta opción a la hora de mejorar en condiciones tanto escolares como sociales. Preparándole como un ser de bien para el futuro.

beneficios del judo escolar

Beneficios del Judo Escolar – Valores y disciplina para los más peques

El Judo es un arte marcial la cual está avalada por la UNICEF, y se considera como una disciplina educativa, que mejora el desarrollo de los niños en aspectos físicos, tales como la habilidad psicomotora, también en el crecimiento personal y social mejorando la conducta en momentos de presión. En esta entrada os contaremos algunos de los beneficios del judo escolar en los más pequeños de la casa.

Beneficios del Judo Escolar como individuo en la sociedad.

Dicha actividad puede ser  practicada por el niño desde los cuatro (4) años de edad, sin embargo este tiene la posibilidad de elegir retirarse cuando lo desee. La disciplina se enfoca en sus dos pilares fundamentales, llamados Sei Ryoku Zen Yo (Máxima eficacia con el menor esfuerzo), y el Jita Kyoei (Prosperidad y Beneficios Mutuos).

El primero indica cómo hacer un uso eficiente con las energías físicas y espirituales de cada quién, en donde lo aplica no solo en situaciones de combate sino en situaciones cotidianas. Siguiendo técnicas de defensa y ataque, sacando las mejores habilidades del cuerpo  Pero no solo se aplica al mejoramiento del cuerpo, también se puede mejorar las relaciones sociales y los técnicas de trabajo.

El segundo dicta que para llegar al dominio total del Judo se exige (además de un uso eficaz de le energía), una armonía entre los miembros del grupo en cualquier entorno, académico, laboral social/familiar, el Judoka debe dar ejemplo de orden para así generar beneficios mutuos. Se dice que el fin del Judo es el perfeccionamiento de uno mismo, para de esta manera contribuir con la prosperidad y el bienestar de la humanidad y la naturaleza. Esto hace que el espíritu se asiente y busque la verdad, la cual se obtiene con esfuerzos constantes y una constancia que sacrifique banalidades por la paz interior. De la mano, estos dos principios contribuyen al bienestar y prosperidad para con la humanidad.

 El Kata y el Randori son aspectos básicos en los beneficios del Judo Escolar.

El Randori es una parte del entrenamiento en donde se le concede una libertad de actuación y elección al Judoca, de manera que los movimientos del propio cuerpo pueden ser usados como él mismo lo desee. Se usa más que todo en forma de juego, ayudando al mejoramiento y desarrollo de las habilidades mediante la experimentación. Al igual que en un combate real los luchadores tienen la obligación de adaptarse a los constantes cambios conforme al combate avance, manteniéndose en el límite de las 39 técnicas que se permiten usar en este deporte.

La búsqueda de una solución adecuada en los momentos de presiones, implementando el principio básico de Sei Ryoku Zen Yo (Mejor utilización de la energía). Como un método de educación física, el randori insiste en la búsqueda de dominar al oponente, sin embargo este no es el objetivo final ya que representa un medio para alcanzar el desarrollo personal.

Los términos ganar o perder no importan mientras que los Judokas posean un límite de edad inferior, ya que se intenta dominar valores como la disciplina, el respeto y la responsabilidad mucho antes que sumergirse en la competitividad. Los alumnos necesitan permanecer en un periodo de experimentación, mediante un proceso que se enfoca más en el mejoramiento físico y mental antes que el ego creciente que se le puede dar a un niño si este nota que puede dominar o tener poder frente a sus compañeros. Siendo el respeto y la búsqueda a solucionar problemas los objetivos principales de los Sensei a la hora de instruir a sus alumnos.

tai chi para niños

Tai Chi para niños – Todo lo que no sabías de este arte marcial

El Tai chi es una actividad muy popular que tiene sus inicios en China, en donde al día de hoy se sigue practicando en las grandes y pequeñas ciudades, en donde miles de personas practican estos movimientos lentos y fluidos mientras están en los parques. Aunque actualmente es una disciplina realizada masivamente en el mundo entero y perdiendo poco a poco la denominación de arte marcial, hace tiempo se le consideraba como un arte marcial  por completo.

Se conoce como un arte marcial interno, de forma desarmada o armada en la lucha cuerpo a cuerpo. Algunos le consideran una práctica físico-espiritual, que ayuda a mejorar la calidad de vida y es que es provechosa para la salud. Otros también lo consideran como una actividad de meditación en movimiento. En las escuelas en que esta actividad es realizada en conjunto fomenta un clima de cooperación y colectividad entre todos los compañeros de clases.tai chi para niños

A diferencia de otros deportes de combate, el tai chi para niños no tiene un sistema de grados de cinturones como en el karate o el judo. Tampoco existe una vestimenta específica para la realización de esta actividad, aunque lo ideal sería utilizar zapatillas con suela plana que eviten los resbalones y calcetines para proteger los pies de los más pequeños..

Entre los más importantes beneficios del Tai Chi para niños:

  • Se enfoca en el control espacial del cuerpo y las energías espirituales. Por lo que distribuye la energía en áreas específicas del cuerpo.
  • Articulaciones y músculos se estimulan y promueven el crecimiento que los niños necesitan a temprana edad.
  • Los movimientos del Tai Chi ayudan de forma resultante como distracción del mundo agitado actual.
  • Ayuda a las capacidades cognitivas de la atención y la concentración.
  • Despeja del ruido y aleja de la tecnología del mundo en el que vivimos en el que las consolas y los ordenadores son base de la diversión de los niños.
  • Sus movimientos lentos pero fluidos ayudan a la circulación, desarrollando mejor órganos vitales como el corazón, pulmones e hígado.
  • Al estar en un entorno relajado los sentidos de la vista y el oído fluyen armónicamente.
  • Fomenta la cooperación y la compasión, creando un entorno de paz más clara.
  • Es bien sabido que al haber más personas implicadas en esta actividad se genera un clima cálido de colectividad, que ayuda a sentir mucha más armonía al finalizar.